Una tarde muy divertida y agradable en muy buena compañía… ese el sabor que nos ha quedado en la boca tras disfrutar de una tarde de bilbainadas y canciones que todos conocemos.

Este grupo de Bilbao, conocido para algunos por escucharles cantar mientras se toman los potes por sus calles, consiguieron acercarnos durante un ratito ese ambiente que todavía hoy se respira por algunas de las zonas de la Villa.

Esperamos poder compartir otra tarde como esta dentro de poco!!