«¡Queremos que salga el sol!». Es la frase que repite nuestra voz interior cada vez que programamos una salida. En este caso con mayor fuerza ya que se trata de una merendola al aire libre. Y es que ya son dos las veces que la hemos tenido que postponer gracias a la lluvia. Para esta ocasión, hemos hablado con el pastor del Gorbea y le hemos dicho que el jueves 7 de agosto nos traiga el buen tiempo para pasar una tarde agradable en plena naturaleza.