Nuestro jardín se ha completado con un huerto urbano.

Esta iniciativa llevada a cabo con las personas más autónomas y sobre todo… que más entienden de agricultura, ha animado un poco más si cabe nuestra zona ajardinada.

Se han plantado tomates, pimientos, cebollas, zanahorias, calabacines y fresas, con el claro objetivo de ocupar el tiempo libre con algo que les gusta y entretiene, a la vez que degustamos los productos, nunca mejor dicho, de «nuestra casa.»