Con el buen tiempo del otoño,  nos hemos animado a pasear por el Guggenheim. Hemos visitado a Puppy y al «Gallo Pop»,  la escultura creada por la artista portuguesa Joana Vasconcelos. Como hamaiketako, nos hemos tomado un descafeinado con aceitunas en la terraza del Museo.

Para la próxima vez hemos dejado pendiente el paseo de Abandoibarra.