El pasado 17 de Junio realizamos una salida al Molino Errotabarri de Gámiz. Allí nos esperaba Luis Azillona que es uno de los últimos molineros y realiza esta  labor con pasión. En su molino solo se muele maíz, única y exclusivamente y con éste elabora unos talos riquísimos.

También aprovechamos para disfrutar del entorno del molino y del murmullo de las aguas del Butroi. Finalizamos la visita dando un fuerte aplauso a Luis que nos explicó con todo detalle el proceso que va del maíz hasta que éste se convierte en talo y manteniendo así uno de esos sabores tradicionales elaborándolo como se hacía antaño.