Desde el Centro Truiuondo hemos comenzado este verano una campaña solidaria destinada a recaudar dinero para contribuir en la investigación del síndrome de San Filippo.

Con la mayor ilusión por apoyar esta causa, los usuarios se han puesto manos a la obra y en los talleres de manualidades han elaborado flores solidarias con mensajes positivos que, junto a una piruleta, endulzan el verano a la vez que aportan un granito de arena.