Los participantes de los centros de Truiuondo y Bizpoz- Nerbioi han visitado la estación de Abando, desde donde tantas veces han viajado hacia sus pueblos.

Se han sorprendido de la preciosa vidriera de la planta superior y se han despedido esperando volver a la nueva estación que hará que Bilbao sea una ciudad mejor conectada.