Que mejor manera que celebrar Santo Tomás que con un taller de Talos organizado por Aitor Aurrekoetxea, hemos disfrutado mucho haciéndolos  y más cuando nos ha tocado comérnoslos.